CONSEJOS PARA POTENCIAR LA AUTOESTIMA Y CONFIANZA DE TU HIJO

  1. “Predicar con el ejemplo”. De nada sirve decir a nuestro hijo que confíe en sí mismo, que se valores, si nosotros no lo hacemos. Pues el desarrollo cognitivo de los pequeños no está totalmente desarrollado, pero conocen muy bien el mundo sensitivo y emocional, tienen un “radar” para detectar nuestro estado afectivo.
  2. “Valorar lo especial y único que hay dentro de cada niño”. Muchas veces hacemos comparaciones con otros niños, nos focalizamos en las cosas a mejorar, proyectamos nuestros ideales en ellos y de alguna forma, nos olvidamos del don que tiene nuestro hijo. Prestemos atención al don que tiene el pequeño y potenciémoslo.
  3. “Ayudarles a salir de su zona de confort”. Si queremos aprender, necesitamos salir de lo conocido y aventurarnos en lo desconocido. Ampliaremos poco a poco la zona de confort del pequeño y crecerá en retos y experiencias nuevas.
  4. “Estimular que tomen decisiones por sí mismos”. Poco a poco, debemos dejar que vayan tomando sus propias decisiones, que sean conscientes de su elección y, al mismo tiempo, irán aprendiendo las consecuencias que ello conlleva.
  5. “Aprender a equivocarse”. Por supuesto que no queremos que fracasen nuestros hijos, pero para aprender es necesario que puedan equivocarse. Lo importante no es el fracaso, es el aprendizaje que viene tras él mismo.
  6. “Dejarles encontrar sus propias respuestas”. Antes que darles la solución, mejor ayudarles a razonar, a que se plantee cómo se podría resolver el problema. Tengamos en cuenta que seguramente tengamos una respuesta, pero muchas veces existen múltiples formas de resolver una cuestión. Demos espacio a su creatividad e imaginación.
  7. “Buscar y perseguir objetivos”. Poco a poco enseñar al pequeño a fijarse pequeños retos, metas y perseguirlos.
  8. “Tenacidad, esfuerzo y resistencia al fracaso”. Con nuestro apoyo incondicional, el niño irá siendo consciente de su papel activo en su desarrollo y, por tanto, estas capacidades se irán construyendo y consolidando en él. Es más importante cada paso del camino que el hecho en sí de llegar a la meta. Prestemos atención al proceso y no sólo al resultado.

El mejor medio para el crecimiento saludable de los niños es hacerles felices”.

Paloma Uriarte González

Psicóloga especialista en Infantil y Juvenil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
¿Tienes web o blog?