Terapia con Ventosas (Cupping)

Esta técnica consiste en aplicar ventosas sobre determinados puntos de acupuntura del cuerpo, con la finalidad de provocar determinados estímulos cutáneos y tisulares mediante la producción del vacío. Las ventosas son como un vaso, con las paredes más gruesas. Las hay de cristal, de bambú, de porcelana y actualmente, las más modernas, de plástico. El tratamiento con ventosas se basa en la teoría de los meridianos del cuerpo. Desde un punto de vista científico, la aplicación de ventosas se utiliza para ayudar a activar el sistema linfático, la circulación sanguínea, y para la reparación de los tejidos profundos.Ventosas

 El proceso de catación o terapia de la ventosa

Los vasos de vidrio se utilizan generalmente para hacer ventosa. Los vasos de vidrio están equipados con una válvula que se conecta a una pequeña bomba manual, lo que permite al profesional aspirar el aire sin tener que depender de fuego para despresurizar la copa. . Las ventosas modernas suelen ser de plástico con bomba de aspiración o pera de goma. Estas se aplican gracias al vacío que se logra usando una bomba de aspiración o pera de goma. Son muy prácticas, difíciles de romper, ligeras y fácilmente desinfectables.

Con el fin de que las copas deslicen bien sobre la piel, se utiliza aceite. Aceites hechos con extractos de hierbas medicinales que son particularmente útiles. Las copas se aplican a temperatura ambiente, y hay algo de fricción generada con las tazas en movimiento, causando una cantidad pequeña pero significativa de calor, especialmente si se utiliza un aceite de calor.
Los vasos suelen dejarse puestos durante diez minutos, aunque el tiempo puede variar de cinco a quince minutos. La piel se enrojece debido a la congestión de la circulación sanguínea. La copa se separa de la piel al presionar la piel en un lado, lo que permite un poco de aire exterior para entrar y así igualar la presión. Es importante advertir siempre al paciente que la aplicación de ventosas habitualmente deja marcas en la piel. Hematomas o rojeces provocados por la succión. La sangre y las toxinas han aflorado a la piel. Estas marcas suelen desaparecer sin problemas en una semana.

Podemos decir que siempre van bien cuando queremos eliminar toxinas de una zona concreta, derivar la sangre hacia otra zona, aportar sangre o nutrientes, actuar sobre adherencia y contracturas musculares. Recomendado para: 

– Tratamiento del dolor

– Trastornos gastrointestinales

– Enfermedades pulmonares; resfriado, tos, y  asma

– Parálisis Facial

– Entumecimiento de los miembros

– Dismenorrea

– Celulitis

– Liberación de toxinas o patógenos

– Activación del sistema linfático

– Bloqueos de colón

– Activación del flujo sanguíneo y prevención de aparición de varices

– Relajante muscular, efecto analgésico y estimulación del metabolismo

Contraindicaciones:

– Solo se debe aplicar en las zonas carnosas del cuerpo

– No aplicar sobre la piel inflamada

– Con fiebre alta, convulsiones, tendencia a hematomas

– En la zona lumbar durante el embarazo

Profesionales en esta disciplina:

  • Paqui Samblás

  • Fermín Bertomeu

One thought on “Terapia con Ventosas (Cupping)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
¿Tienes web o blog?